Telefónica y sector telecomunicaciones
Sindicato de Comisiones de Base
Telefónica y sector telecomunicaciones

La Acampada de la dignidad

La Acampada de la dignidad

La autogestión, la rebeldía y el apoyo mutuo.
Centro Social, múltiples actividades, servicios...

“Acampada Dignidad” es una experiencia que se viene desarrollando en Córdoba desde el 4 de octubre, fecha en la que se ocupó un colegio vacío usando las armas que nos dejan los políticos, o sea, la rebeldía y la desobediencia civil.

Este edificio que albergaba, hasta diciembre de 2011, un colegio de educación infantil, ha sido rehabilitado, limpiado y acondicionado para servir como Centro Social en uno de los barrios más deprimidos de la ciudad.

A pesar de que los colectivos sociales del distrito habían solicitado repetidamente su uso para poder trabajar con jóvenes en peligro de exclusión, mujeres maltratadas, parados/as, toxicómanos, etc., tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía daban la callada por respuesta. Luego nos hemos enterado que su intención era dárselo a la hermandad de cofradías de Córdoba, para que pusieran allí un museo cofrade, en un sitio, junto al Puente Romano, por donde pasan miles de turistas diariamente, que serían clientes potenciales de ese museo.

La Acampada Dignidad es una experiencia única, al menos en nuestra ciudad, estos son algunos de los muchos motivos:

- En ella participan más de 60 colectivos de la provincia, a través de las múltiples actividades que se desarrollan. Es decir, esa unidad a la que muchos y muchas aluden para esquivar su responsabilidad como ciudadano/a, se está consiguiendo desde la base, desde el trabajo común y solidario.

- Se ha creado un tejido intergeneracional de personas, cuyo objetivo es ayudar a paliar las situaciones literales de hambre, pobreza y falta de servicios mínimos o acceso a ayudas a la educación, a la cultura o al asociacionismo.

- Se prestan servicios de ayuda laboral, social, biblioteca y ludoteca infantil. Emite Radio Dignidad, radio comunitaria en la que, aparte de gente de la Acampada, van a empezar a participar varios de los profesionales más destacados de la ciudad.

- No se practica la caridad. A pesar de que más de 100 personas comen a diario en el Centro Social Rey Heredia, de que 60 niños y niñas reciben clases de apoyo gratuitas con una merienda, de que se reparten periódicamente alimentos, de que se ha creado un huerto comunitario, etc., cada persona ha de implicarse en el proyecto.

- Unas 250 personas pasan a diario por el centro, en el que se desarrollan más de 150 actividades mensuales. Por el centro han pasado Julio Anguita, Manuel Cañada, Juan Carlos Monedero, Carlos Taibo.

Pero no todo es bueno, el Ayuntamiento, gobernado por el PP, desde el primer día, quiere quitarse, mediante el desalojo, el problema que se le ha planteado. Nos cortó el agua a la semana, y como seguíamos teniendo suministro, mando cortar la tubería bajo tierra. Le importaba poco que 100 personas se quedaran sin comer.

Pero cometió el error de minusvalorar la solidaridad, pues, el agua, como la comida y la amistad, no nos falta por parte del barrio.

Unos días antes de Navidad, nos denunció. Y pidió al juez que, como medida cautelar, mientras se dilucidaba el proceso judicial, nos echara de allí. Tampoco le importaba que la gente se quedara sin comer en esas fechas.

Ayer, 16 de enero, cuatro semanas después de la denuncia, el juez escucho a los ocho compañeros/as imputados por el Ayuntamiento. Ellos/as fueron los que primero entraron al colegio el día 4 de octubre.

El juez sigue entendiendo que no hay ninguna urgencia para el desalojo del colegio. Ahora toca esperar si abre caso o si lo archiva. Más de 400 personas se han autoinculpado, van pasando por el fotocall hecho al efecto en el Rey Heredia. Entre otras, el propio Julio Anguita, quién se considera un okupa más del colegio.

Desde el principio, allá por junio de 2013, co.bas Córdoba ha participado activamente en la Acampada Dignidad. Ha puesto sus recursos su disposición, y varios compañeros dedican su tiempo libre a trabajar en ella. Nos gustaría hacer mención especial a uno de ellos, a Rafael Pedrera, uno de los ocho que primero entraron en el colegio, y que ayer paso por el juzgado para declarar. A la salida, la abogada destacaba la credibilidad de sus palabras ante el juez, así como las del resto de los/as imputadas. Y, sobre todo, como transmitieron la verdad, el esfuerzo que dedican al centro y a la gente que por allí aparece.

En estos tiempos en que se quitan y se ponen jueces para detener o aligerar procesos, según le interese al poder. En el que los fiscales generales defienden a los delincuentes en vez de al propio Estado. Es complicado creer en la justicia. Pero tenemos la firmeza de que, aunque nos echen del Rey Heredia, la Acampada Dignidad, como los Campamentos Dignidad Extremeños, como la Casita o la Tabacalera en Madrid, como la Corrala La Utopía en Sevilla, como el barrio de Gamonal de Burgos, como las Marchas por la Dignidad del 22M, como cientos de experiencias distribuidas por todo el Estado, van a seguir. Si no es en el Rey Heredia será en otro sitio. Pero el proceso por el que la gente opte por la autogestión, la rebeldía y el apoyo mutuo no pueden tener marcha atrás.

 

Enero 2014       co.bas – Sindicato de Comisiones de Base Córdoba

Contenidos relacionados

Noticias

“A veces, el silencio es la peor mentira” Miguel de Unamuno.

(Continúa)
Noticias
Movilizaciones en defensa de la previsión social

Se realizan concentraciones de los trabajadores y trabajadoras de Telefónica, porque NO queremos la venta de Antares que regula nuestra previsión social.

(Continúa)