Telefónica y sector telecomunicaciones
Sindicato de Comisiones de Base
Telefónica y sector telecomunicaciones

Para los trabajadores y el pueblo no hay dinero.

Para los trabajadores y el pueblo no hay dinero.

Pero para los bancos ¡Todo el que haga falta!
Engañaron a miles de personas.
No a los recortes sociales.

 

Para los trabajadores y el pueblo no hay dinero.

Para los bancos ¡todo el que haga falta!

 

La crisis de Bankia pone en evidencia el cinismo de este gobierno de los banqueros. Mientras asistimos a más recortes sociales y al crecimiento del desempleo, se hace, con nuestro dinero, rescates millonarios de los banqueros cada vez que lo necesitan.

En nombre de reducir el déficit y pagar la deuda pública, el gobierno presentó unos Presupuestos Generales con unos recortes de 27.000 millones de euros, a los que añadió unos días después otros 10.000 millones en recortes en educación y sanidad públicas. Nos han metido el repago sanitario, anuncian miles de despidos en la enseñanza y el sector público, nos han impuesto un tarifazo en el transporte público y un tasazo en la educación universitaria. Y en medio de esta situación aprueban destinar una fortuna para rescatar Bankia, nacionalizando sus gigantescas pérdidas a costa nuestra y en beneficio de la misma minoría de siempre.

El Gobierno de Rajoy, sigue convirtiendo una enorme deuda privada de los que se enriquecieron con el negocio del ladrillo, en deuda pública que pagaremos todos y que parece no tener fin.

Bankia (formada por la antigua Caja Madrid, Bancaja y cinco ex cajas más) fue apoyada, desde el inicio de la crisis financiera en 2008, con fondos públicos por un valor de 33.000 millones de euros. Además pidieron prestados al Banco Central Europeo otros 40.000 millones.

Durante este período engañaron a cientos de miles de pequeños depositantes, a los que hicieron permutar sus ahorros por acciones que han perdido su valor, acabando así con los ahorros de toda una vida.

Han robado a buena parte de esos pequeños ahorradores con los tristemente célebres fondos convertibles, que les impiden hoy disponer de su dinero, al estilo del corralito Argentino. Ahora, el Gobierno sale con un nuevo plan de rescate que será superior a los 10.000 millones de euros de los recortes en sanidad y en educación.

Ahora además sale en prensa Botín, del B. Santander, y pide unos 40.000 millones más para otras ex cajas.

Según el propio Gobierno, el dinero público invertido en todo el sector de las Cajas de Ahorro se eleva, por ahora (sin contar los préstamos del BCE), a unos 81.000 millones. Es decir, más del doble de todo el recorte social del año 2012.

La reciente reunión del Banco Central Europeo en Barcelona marcó al Gobierno la pauta a seguir, y el Gobierno, que actúa como auténtico lacayo de Merkel y el FMI, aplica sus órdenes al dictado. La Unión Europea y el BCE pretenden evitar a toda costa la quiebra del sistema bancario español. La banca española tiene (reconocidos) 320.000 millones de euros comprometidos en el "ladrillo", y de ellos 184.000 son los llamados “tóxicos”, es decir incobrables.

Una crisis de esa envergadura arrastraría a los grandes bancos europeos, y más a los bancos alemanes y franceses, que son los grandes acreedores de la banca española. Por esa razón exigen del Gobierno de Rajoy continuos rescates y presionan para que se cree un “banco malo” que se haga cargo de todos los “activos tóxicos”, pasando así la multimillonaria deuda privada de los bancos al Estado y acabemos pagándolo todos.

Tras los rescates, sus directivos, no se privan de indemnizaciones millonarias ni de fondos de pensiones multimillonarios. Hay que recordar que sólo el año 2011 la directiva de Bankia cobró 32 millones, de los cuales más de 5 fueron para Rodrigo Rato (al que ahora quieren indemnizar con 1,2 millones más). El nuevo directivo que presidirá la entidad, Goirigolzarri, que ha sido pactado con el Santander, BBVA y CaixaBank cobrará como presidente de Bankia, además de los 69 millones del plan de pensiones y se sumará a lo que recibió hace dos años y medio como “compensación” por su salida del BBVA.

Desde Co.bas consideramos todo esto un robo descarnado y una razón más para rechazar todo el plan de recortes sociales. Seguimos exigiendo del Gobierno que no dé ni un euro para nacionalizar las pérdidas multimillonarias de Bankia. Deben ser los grandes accionistas y los grandes acreedores de Bankia quienes se hagan cargo de SUS pérdidas y SUS deudas y no el Estado con nuestro dinero.

Desde Co.bas opinamos que Bankia y todo el sistema bancario debe ser expropiado y pasar así a manos del sector público, quedando bajo control de los trabajadores/as y el pueblo. Una expropiación así es la única manera de asegurar que los pequeños depositantes dispongan de todo su dinero, que los pequeños ahorradores estafados puedan recuperar su dinero y que el enorme parque inmobiliario de BFA-Bankia sea puesto a disposición de un parque público de viviendas de alquiler social.

Exigimos que los ladrones sean expulsados de sus puestos directivos y castigados con la cárcel obligándolos a devolver todo lo robado. Nos reafirmamos en la exigencia de suspensión inmediata del pago de la deuda pública a los banqueros y especuladores, españoles y extranjeros, y que se lleve a cabo una auditoría pública de la deuda.  Desde Co.bas seguiremos trabajando, junto al resto del sindicalismo alternativo, un plan de lucha hasta echar abajo los recortes sociales y la reforma laboral.

Participa en las asambleas de tu centro de trabajo, exígelas sino las hacen y que sean para decidir y realizar acciones, tal y como las deciden en barrios el 15 M, la PAH, etc.

La lucha debe ser sostenida hasta que les paremos los pies.

Contenidos relacionados

Comunicados
"El día de la marmota"

"Deja Vu" o "El dia de la marmota" o "Esto ya lo he vivido antes"

(Continúa)
Comunicados

Hace aproximadamente un año en COBAS acuñamos el término "baja intensidad" para referirnos a los pequeños cambios que, de forma casi imperceptible, van alter

(Continúa)